Brunchear en KÖK, súper plan de domingo

Muy buenas, ya tenemos el lunes superado aunque muchos como yo aún tienen en su cabeza el fin de semana y más, cuando tu plan incluye visitas a lugares con encanto como el que os voy a contar a continuación. El domingo despertamos y, sobre todo yo, tenía un hambre atroz. Ya desde aquí os declaro que soy una fan incondicional de los desayunos, los más fugaces y tempraneros son necesarios pero esos extensos, disfrutones, sin prisa y en buena compañía se convierten en chutes de felicidad. Como os comentaba, en primer lugar tuvimos nuestra pequeña decepción, encontrando cerrado un sitio que nos encantaba y tras un paseo y barajar varias alternativas mi chico tuvo la genial idea de ir a “brunchear” a KÖK en C/San Luís.

21802221-ee70-4fcf-87fb-53e1ef4a6e7f5dba1619-31df-4a84-88c5-5bf9a2bc7567

El lugar no puede ser más bonito, con muchos detalles y todo súper cuidado. Como podéis ver la cocina está completamente a la vista e integrada en el local, lo que por lo menos a mí me da una sensación de confianza y de estar “como en casa”. El servicio también es muy bueno, la atención por parte del personal y la rapidez en el buen hacer son aspectos que valoró mucho. Además de la carta donde hay muchísimas bebidas (frías y calientes), bagels, huevos de elaboración al gusto (yo me quedé con ganas de probar los rancheros) y muchas otras cosas, tienen dos opciones de brunch muy completo: uno vegetariano y otro normal. Aunque yo soy vegetariana no hace tanto que comía de todo y creo que aún así hubiese elegido igual, la única diferencia es algo de embutido y fruta en el normal mientras en el vegetariano incluían una selección deliciosa de mermeladas y un yogur con frutas y cereales. Lo demás en común son: dos bebidas a elegir, huevos revueltos, ensalada, surtido de quesos y cesta de pan.

e6c6b8c0-1f22-4dc3-9d3e-aa39bb95ff99a7ed193d-0cc8-4bea-ae3a-4f0b2d2f41793fb36142-299e-43e9-b2cb-e354ff71124f

Aunque el camarero nos comento que estaba pensado para uno y yo tenía mucha hambre, una vez más Pedro aporto el punto cautela que tanto me falta a mí a veces y decidimos compartirlo. Tan soló pedimos otra cestita de pan aparte y tuvimos más que suficiente, aunque te quedas con ganas de probar muchas cosas. El zumo del día fue la opción que ambos escogimos que contenía frutas con un toque de jengibre, estaba riquísimo.

96c6f283-d7b4-4b6c-9cce-1fe0129fa722

Para los que paséis por Sevilla de visita o viváis por aquí os lo recomiendo, será una bonita experiencia y diferente a lo que estamos acostumbrados. Yo ya estoy deseando volver!!

Saludos y feliz semana.

Un comentario en “Brunchear en KÖK, súper plan de domingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *