Baby led weaning: 6 meses y muchos cambios

Hola!! ya estamos de vuelta por aquí, en este último mes se han producido muchos cambios, uno de ellos el inicio del baby led weaning (la introducción de sólidos). Es un sistema de alimentación que respeta los ritmos de cada niño, permitiendo que explore, juegue, reconozca y aprenda las texturas, sabores, colores… de los alimentos sin ser triturados ni hechos purés. Podría hablar de muchos beneficios que tiene, más allá de los básicamente nutricionales, pero creo que a quien le interese el tema lo primero que debe hacer es formarse e informarse. Yo así lo hice desde antes que Peter naciera, consultando asesoras especializadas mis dudas puntuales y leyendo mucho. Pero todo lo que hace falta saber está en la Biblia del BLW: El niño ya come solo, os lo recomiendo muchísimo a los que estéis interesados . Yo os voy a compartir mi experiencia y si tenéis alguna pregunta que hacerme, ya sabéis que siempre respondo por aquí, mail, instagram.. etc.

Baby led weaning: ventajas e inconvenientes

Son muchos los beneficios del método, pero hay dos inconvenientes principales:

  1. Es sucio, guarro, puerco… al máximo. Hay que tener paciencia y muy claro que nos da mucho más trabajo que triturar un conjunto “equis” de alimentos y meterle la cuchara al niño una serie de veces (con más o menos entusiasmo por su parte). Yo doy gracias que mi hijo nació en enero y los 6 meses los ha hecho en verano porque lo puedo poner pañal en la trona sin problemas. Pero la trona, el suelo, el niño y una servidora, terminan pringados seguro.
  2. La gente del entorno que no conoce el método y se dedican a opinar/juzgarlo sin tener ni idea. Yo tengo claro que me importan un pepino esos comentarios y que hacemos con Peter lo que creemos mejor para él. Y que para criticar algo hay que conocerlo bien, pero ya os advierto, que habrá personas que os mirarán con cara de… se te ha ido la olla, vas a matar al niño atragantado.

Más allá de eso, es impresionante y muy emocionante ver su evolución, y como cada día se supera. Desarrolla muchísimo la motricidad fina, habilidades sociales (nos sentamos juntos a la mesa y come con nosotros), la autoestima y confianza en él mismo… porque puede hacer las cosas y lo dejamos que lo haga. Estamos aquí su padre y yo para ayudarlo y guiarlo, pero por él mismo puede hacer muchas cosas, entre ellas comer. No quiero ponerle más límites de los reales que pueda tener, y estoy segura que por eso avanza de esa forma tan maravillosa. Creo que muchas veces nosotros inculcamos miedos o límites innecesarios a nuestros hijos, y eso tarde o temprano les hace ser inseguros o no saber de lo que realmente son capaces.

Las cosas que va comiendo Peter: frutas como sandía, melón, pera, naranja, mango, plátano. También come legumbres, el humus casero de mamá le encanta. También come pan, galletas, patatas, boniato, pavo, pollo… y cuando cumplió los 6 meses hicimos la introducción del huevo que os contaré en el próximo post debido a que un proceso medianamente largo.

Peter “el intrépido”

Otro de los grandes cambios de este verano como familia ha sido la mudanza. Para poder llevarla a cabo, tuve que dejarlo un fin de semana con mi madre en la playa y fue muy duro porque yo no me había separado de él más que un rato y, por gusto u ocio, no lo hubiese hecho. Pensé que como no estaba habituado a estar con nadie que no seamos nosotros lo pasaría mal, pero estuvo muy bien con la peliabu y nos volvió a sorprender su capacidad de asimilar y aceptar cambios. Cuando fui por él mi madre me dijo “Sara, el niño ya pone una mano y se asoma en la cuna… es cuestión de pocos días o semanas que aprenda a poner la otra y se ponga de pie”.

Yo, sinceramente, no me lo tomé tan en serio porque pensé que podría estar en la minicuna mucho más tiempo, como hasta los 8 o 9 meses. Pues en cuanto lo traje a casa puso las dos manos, ese mismo día se ponía de rodillas y al día siguiente ya se puso de pie. Se soltaba de las manos y se quedaba perfectamente de pie apoyado en la minicuna con el cuerpo hacia delante. Yo (y mucha gente que lo ha visto) he flipado mucho, porque es muy pequeño y tiene una fuerza y agilidad que yo no imaginaba que a estas alturas pudiese tener. Así que le compramos la cuna de viaje/parque que veis en la siguiente imagen (es de Verbaudet donde aprovechamos para comprar la ropita de cama y otras cositas), porque yo quiero pasarlo pronto a una cama baja y no meterlo en una cuna convencional mucho tiempo. A sus 6 meses y (casi) medio ha dormido por primera vez fuera de nuestro cuarto en la cuna/parque, divinamente, casi 10 horas seguidas.

Nuestros imprescindibles del verano

Ahora mismo está jugando en ella con un libro impermeable que le compramos en Tutete junto con otras cositas que ya os iré enseñando por aquí. La principal fue el plato separador Mini Mat que se succiona a la mesa o trona, evitando que salga volando (muy necesario en nuestro caso). También le damos autonomía con las pre-cucharas NumNum que ya habéis visto en mi blog y que a Peter le encantan, las usa súper bien y las emplea de mordedor también. Creo que ambas cosas son geniales, me encantan y sé que les vamos a dar mucho uso.

Otras de las novedades es que en la casa nueva tenemos piscina, un “must have” en Sevilla. Pues Peter se cree delfín y le encanta nadar, se sumerge por completo y no llora ni nada. Le encanta el agua y estamos disfrutando muchísimo de él. Nuestro grandes aliados son los bañadores pañal que también os los he enseñado algunas veces, además de diseños bonitos son súper cómodos (mucho más que los desechables, a mí parecer). También es cierto que Peter es “muy suyo” para hacer sus cositas y tiene que ser en casa y su hora de siempre (más o menos, por las mañanas jaja). Es por eso que cuando viajamos se suele estreñir el pobrecito.

 

Y así está transcurriendo el verano, con muchas novedades y cosas nuevas cada día. Pero está siendo muy especial y esperamos que lo siga siendo. Me alegro de estar de vuelta por aquí. Espero que estéis pasando muy buen verano, ya sea de vacaciones o en casa… el  que nace disfrutón, disfrutón se muere.

Un saludo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *