Baño de bebé Peter: al agua patos

¡Buenas a todos! Soy una fan incondicional de los baños en general, y ahora, de los de Peter en particular. En casa el baño del bebé lo solemos hacer al final de la tarde, sobre las 20:00 aunque ahora con la claridad puede retrasarse un rato. El encargado es maridito (el pasa más horas fuera de casa y un rato que se dedican mutuamente). Voy a contaros cuales han sido nuestros grandes aliados a la hora del baño del bebé y como ha evolucionado durante estos tres primeros meses (que cumple mi pollito mañana).

Baño de Peter: Flexibath de Stokke

Para empezar lo más importante, ¿Qué bañera compramos? Yo lo tenía claro desde el principio: la Flexibath de Stokke. Por varias razones, la primera por espacio. Donde vivimos actualmente no hay mucho espacio, de echo no le estamos montando el cuarto aún a Peter. Cuando empiece la locura de mudanza y se lo preparemos todos os lo iré contando y enseñando. La bañera es plegable y cuando acaba el baño no te ocupa casi nada. Es súper ligera y la puedes llevar donde quieras. Es más, tengo pensando darle un uso también de piscina este verano en el patio. Otro punto a su favor es el precio – calidad, de lo mejor que hay en el mercado. El diseño de las cosas de Stokke me encanta, en concreto la bañera tiene premios por su diseño único y ligero. Y por último, venden (por separado) un soporte para recién nacidos que es una maravilla. Lo puedes dejar al bebé solito (sin sujetarlo, no me refiero a solo en el baño) y por más que se mueva o chapotee no se cae.

 

 

 

De no querer entrar a no querer salirse: juguetes

Al principio a Peter no le gustaba nada el baño. Es verdad que nació a finales de Enero y lo que más odiaba era desnudarse. Aunque encendíamos la calefacción general y además le llevábamos una estufa al cuarto de baño, creo que se sentía desprotegido sin la ropa. El primer mes lloraba bastante y era un poco angustioso bañarlo, creo que duraban un minuto de reloj. Poco a poco empezó a relajarse y a cogerle el gusto, y cuando nos venimos a darnos cuenta paso a llorar por salirse de lo que le encanta.

 

 

 

Otra de las marcas aliadas en relación al baño ha sido Munchkin. Próximamente haré un post donde os contaré que cosas considero esenciales, recomendables o innecesarias para los bebés recién nacidos (un balance de los tres primeros meses de Peter). En él os hablaré de Tutete y de los productos que hemos adquirido en su tienda, para quien no los conozca echad un vistazo porque tienen de todo y cosas muy chulas. Entre todas esas cosas, está la almohadilla para rodillas de Munchkin, que es esa colchoneta de colores que veis en las fotos. Como nuestra bañera es sin patas y la metemos dentro de la bañera, esta almohada nos ha dado la vida. También tenemos los discos anti-deslizantes que me sirvieron para no matarme cuando estaba en los últimos meses de embarazo, y el patito amarillo (un clásico) que hasta hace poco Peter ignoraba totalmente pero empieza a ser su gran aliado en la bañera. Tanto los discos como el pato incorporan la tecnología “White Hot” donde la palabra Hot toma un color blanco cuando el agua está demasiado caliente para los peques.

 

 

 

¿Y una vez fuera del baño?

Tenemos varias capas de baño, pero las que más me gustan son las de H&M Home, porque son muy grandes y podremos envolverlo bien aún durante mucho tiempo. Además están saliendo muy buenas de calidad (también usamos toallas de H&M para nosotros y aguantan muy bien los lavados). Para las fotos Peter lleva un bañador (por razones obvias, no es que se suela bañar con ninguno) de Carrefour, en mi instagram os enseñe el conjunto entero con la camiseta y la capa de baño que es para morirse.

 

 

 

Hemos tenido la suerte de que nos han regalado muchas cositas de aseo personal del bebé (gel, crema, pomada del culete, toallitas, pañales, colonia…) y de muy diferentes marcas. Tengo que reconocer que Peter no da guerra en nada y en esto tampoco, todas le han ido bien. Quizás a nosotros (o a mí personalmente) me gusten algunas más que otras por el olor o la textura, por ejemplo la pomada del culete me gusta menos densa, más líquida. Sebamed o Mustela son de mis marcas preferidas, esta última la colonia es la que estoy usando con el bebé y me encanta, a mí me huele a mi pollito esa y no otra. En relación a los pañales hemos probado Dodot, Carrefour… pero a nosotros nos gustan los de Mercadona, como que le quedan mejor a su cuerpo (maridito usa el término ergonómico, yo no sé si tanto pero vaya que nos van bien). Las toallitas que más me gustan por olor y textura (ni demasiado húmedas ni secas) son las de Johnson´s Baby, un paquete que es rosita. Para el bolso del carrito llevamos unas del Lidl que el paquete es mucho más pequeño, son sequitas pero huelen a frutas que te las comerías.

 

A dormir limpitos y relajados

Para terminar el ritual del baño, Peter se toma un biberón y lo dejamos en el cuarto en su cuna y se suele dormir solo (y cada vez más toda la noche seguida como 8 o 9 horas). Ahora como para las fotos le bañe de día lo veréis con mi mejor amigo (es así como llamo al columpio, y se lo merece) del que hablaré en el post del balance de los tres meses y las cosas que recomiendo o no para el bebé. Y hasta aquí, el look que lleva es de Zara Baby de talla 3 a 6 meses, hace un par de semanas que está usando ya esa talla.

 

 

Hasta aquí, si tenéis alguna duda sobre este tema o algunos de los productos me preguntáis sin problema por aquí o por direct en Instagram y os contestaré encantada, os deseo feliz puente y mucho cuidado si os vais a desplazar. Parece que el tiempo no nos va a acompañar tanto como en Semana Santa pero no importa, siempre habrá planes guays que hacer.

Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *