Tres primeros meses bebé: recomendable, imprescindible y viceversa

Tres primeros meses bebé

La semana pasada Baby Peter cumplió tres meses y este domingo es mi primer día de la madre con él (fuera de mí). Por eso me parece un buen momento para hacer balance y comentaros un poco qué cosas hemos usado, cuáles me salvan la vida y las que ni fu ni fa. Maridito comparó este post con el balance que se suele hacer después de los 100 primeros días de gobierno, aunque el post será mucho más real y útil (o esa es mi intención).

En lo personal quiero decir que han sido tres meses increíbles y como digo siempre, Pedro jr supera las expectativas que cualquier madre le pediría a un bebé. A veces incluso me da pena porque es tan bueno que “es muy poco bebé”. Creo que lo estamos haciendo bien, sobre todo su papi que es una maravilla cómo ejerce su paternidad. Así que en resumida cuenta, soy feliz y eso me empuja a querer hacer mil cosas y compartir mi dicha, que es más de la que podía soñar.

 

 

No quemar las tarjetas ni “volverse locas”

Este es mi primera gran recomendación. Por alguna extraña razón hay gente que compra compulsivamente antes de que nazca su bebé. No lo hagas. Para empezar, párate a pensar qué usará el bebé de forma inmediata, y cuando digo esto me refiero a las primera semanas antes del primer mes. Porque lo que no tengáis en ese momento, podéis comprarlo cuando nazca, es más, cada bebé es diferente y cuando lo conozcas sabrás mejor cuáles son sus necesidades o gustos.

¿Qué cosas considero imprescindibles?

  • Bañera, nosotros tenemos la flexibath de Stokke y hay un post solamente dedicado al tema baño donde explico porque esa bañera y no otra.
  • Mochila, fular, pañuelo de porteo… nosotros tenemos el Mei tai de Amarsupiel y nos encanta. Yo recomiendo que no os gastéis una pasta loca en una mochila sin saber si os gusta portear o si luego le vais a dar poco uso. El Mei tai tiene un diseño precioso, es ergonómico y se puede usar desde el nacimiento hasta los 3 años. En nuestro caso suele portear papá en la calle y yo en casa. Súper útil para las primeras semanas cuando llora y no sabes porque, y para viajar en bus o tren y que el bebé vaya tranquilo.

 

 

 

 

 

  • Cuna de colecho, nosotros tenemos la Chicco Next2me (prestada por el primito Luke). El primer mes de vida mi bebé durmió con nosotros en la cama, si lo ponías en la cuna lloraba. Cada uno puede hacer lo que quiera y yo respeto todas las opiniones, pero soy de la opinión de que esto es de lo más natural. Pasar del útero materno, un lugar creado para estar calentito y con contacto directo, a la cuna, debe ser difícil. Al mes consideré que Pedro estaba preparado para pasar a la cuna de colecho (y así era) y desde entonces duerme ahí cada noche como un bendito.
  • Por supuesto necesitas un carro,  y un grupo 0, si el niño va ir en coche (aunque el capazo que teníamos al principio estaba homologado y podía ir en el coche sin problema). Recientemente hemos tenido la oportunidad de probar el Bebetto Murano y no podemos estar más contentos. Peter va genial en el capazo (que es enorme) y aún irá un tiempo más en él.

 

 

Hay cosas que me parecen obvias como todo lo relacionado con el aseo: pañales, crema hidratante y del culete, gel de baño, toalla, cambiadores… Como dije antes, todo eso lo tenéis en el post de baño exclusivamente y os comento qué marcas y productos hemos usado. Si alguien tiene dudas me puede preguntar sin problemas, estaré encantada de contestar.

 

Ropita y otras cositas al gusto

En lo relacionado a la ropa depende de cada una. Hay un termino medio entre arrasar con cosas que no usará y la gente que dice “pues si luego siempre están en pijama y todo se les queda pequeño de seguida”.

Por partes, vuelvo a recomendar hacerte con alguna cosita básica (y cómoda siempre pensando que los bebés odian que los desnudes y los vistas) y según el bebé así vas comprando más. Peter por ejemplo tardó un poco en subir de peso y aunque lo hace ahora, no es gordito. Crece a lo largo pero nada se le ha quedado pequeño que digas, no le cierra o cabe. Otros bebés se ponen enseguida muy grandotes. Eso lo puedes evaluar sobre la marcha, y tanto con el tema ropa como con lo demás, tienes tiempo de comprar y bueno, con la compra online ni os cuento que en un día o dos tenéis lo que queráis.

Sí os digo que en nuestro caso: NUNCA son bastantes baberos, gasas y muselinas. Pero porque Pedro echa mucho, otro bebé que no lo haga tanto necesitará alguna, pero no tantas. Una vez más repito “conoce primero a tú bebé”.

Otra cosa que es opcional pero que a nosotros nos vino genial fueron los sacos, tanto del capazo como uno para dormir en casa. Pedro nació a finales de Enero y en ambos ha estado súper calentito dando paseos y en casa. El saco del capazo es de Home&Kids y el de dormir es de H&M, la ropa de H&M de bebé me ha salido muy buena y la de Zara también.

A mí me gusta vestirlo cada mañana, nada de estar siempre en pijama y no tiene poca ropa, pero como tampoco se le queda nada pequeño, todo lo usa mucho.

 

 

 

Para salir del hospital nos hicimos con un arrullo de Mi Muselina y lo hemos usado mucho, desde hace unas semanas se lo pongo para apoyar el biberón y se lo toma él solito, es muy mayor jaja! El cambiador para el carrito es a juego, las cositas de esta marca son muy bonitas y tienen un gran acabado.

Como primera puesta yo me volví un poco loca porque nada me cuadraba, al final opté por un jersey en blanco roto de H&M (que se lo he puesto hasta aburrirme y está nuevo) y una polaina de Zara Baby en el mismo color. Mucha gente me decía que para recién nacido las polainas son lo mejor, pero yo no puedo decir lo mismo, Pedro pataleaba y metía las dos piernas en el mismo pie o se desnudaba, así que yo tampoco recomiendo tener más de dos o tres como mucho.

 

 

Cada cosa a su tiempo

Otro tema polémico suele ser la alimentación, del que hice un post específico en el que cuento nuestra experiencia (y adaptación). Diría de ser cauta al comprar ciertas cosas:

  • Discos de lactancia (yo tengo cajas sin usar).
  • Biberones (sé que hay gente que no los usa si solamente da el pecho) yo creo que es bueno tener uno o dos como mucho de primeras.
  • Chupetes.

Todas estas cosas yo las compro en Tutete, que por cierto toca hacer un pedido porque a Pedro sus bibes se les quedan cortos.

Nosotros hemos usado los biberones Twistshake y los chupetes de Avene, aunque desde hace dos o tres semanas el niño ya no usa chupetes así que no vamos a comprar más de momento. Como Peter toma solo biberón, nos es imprescindible el termo para líquidos y los dosificadores de leche.

Otra cosa con la que veo que muchos padres se frustran es con los juguetes. Los bebés tardan en usar esas cosas y cada niño (dentro de las cosas propias de la edad) tiene unas preferencias. Yo diría que a Peter (y es un niño despierto) hasta cerca de los dos meses ni caso a nada. Para ellos ya es bastante diversión experimentar con el mundo en sí mismo. Tutete también tiene todo lo relacionado con juguetes que necesitéis, nosotros tenemos un patito para el baño y alguna cosita más que ellos venden. Pero tened paciencia, tienen años para jugar con miles de cosas a su debido tiempo.

 

 

 

Y para el final he dejado a mi mejor amigo: el columpio/hamaca de Fisher Price. Antes de tener a Pedro barajé muchas y me decantaba por las de diseño bonito, las chulis y modernas que tienen las mamás guays. Al final, entre una cosa y otra, bebé nació y un amigo me preguntó qué necesitaba, para hacerme un regalo. Fue entonces cuando encontré este columpio, ya conociendo a mi niño, y a sabiendas de sus gustos y necesidades.

A mi bebé le encanta el movimiento, me hace pasear como una loca desde que logré ponerme en pie tras la cesárea. Viendo lo que disfruta de sus paseos y lo que le relajan, opté por este columpio, que también se queda fijo como una hamaca. Era menos cool, pero ahora es lo de menos.

Al cumplir un mes empezó a jugar con los juguetes que cuelgan. Ha dormido muchísimas siestas en él, y es su “toilet” particular (se relaja tanto que desde el primer día al rato de estar ahí siempre tenía cacas)… A mí me ha facilitado muchas cosas, como ducharme, desayunar o dedicarme al blog. Y para colmo, hace un mes o así descubrí que le encanta tomar ahí solito el biberón (usando como dije el arrullo para ayudarle a sostenerlo).

Antes de los tres meses no recomiendo gimnasios ni mantas de actividad. Pedro está comenzando ahora a usarlos, ya os comentaré sus avances en ellos. Aunque os dejo un avance y por lo que se ve, pintan bien.

 

 

Hasta aquí un post más largo de lo que pensaba y con muchas fotos de archivo (es lo que tiene hacer balance de tiempo pasado). Espero poder hacer lo mismo a los 6 meses antes de empezar con la introducción de los alimentos sólidos, pero si veo que se extiende tanto lo haré en dos partes. Gracias por llegar estar ahí. Un saludo y feliz día de la madre!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *